¡FNATIC GANA LA MID-SEASON BRAWL!

Después de diez días de contienda, uno de los torneos más importantes de Heroes of the Storm ya tiene ganador. Fnatic se proclama vencedor de un Global Championship marcado por el ascenso indiscutible de los equipos europeos a los puestos más altos del competitivo a nivel mundial.

La Mid-Season Brawl reunía en Suecia a los dos primeros equipos de las ligas de la HGC (China, Europa, Corea y Norteamérica) con los ganadores de torneos independientes de las regiones menores (Taiwán, Australia/Nueva Zelanda, Sudeste Asiático y Latinoamérica). El torneo es el segundo evento más importante en el competitivo de Heroes of the Storm, cuya magnitud tan solo es superada por el Heroes of the Storm Fall Global Championship que se celebrará en noviembre en la Blizzcon.

La fase de grupos dejó sorpresas como la primera incorporación a unos playoffs de la HGC de un equipo de la región de Australia/Nueva Zelanda, el meritorio primer puesto de eStar Gaming en el grupo B y la caída de los coreanos de L5 -antiguo Ballistix y ganadores de la Heroes of the Storm Fall Global Championship de 2016- al lower bracket tras perder hasta en tres ocasiones contra el equipo europeo de Team Dignitas.

Los dos equipos europeos, Fnatic y Team Dignitas, ganaron sus respectivos encuentros contra eStar Gaming y MVP en el bracket de ganadores, asegurando la presencia de un  equipo europeo en la final. Dignitas caería 2-3 ante Fnatic en la semifinal, pasando al lower bracket.

Los equipos coreanos (MVP y L5) acabaron imprevisiblemente en el bracket de perdedores y tuvieron que enfrentarse en un partido que dejó a L5 como único representante de la región coreana. Tras la reñida victoria de Team Dignitas contra L5… la final europea se convertía en una realidad.

FINAL EUROPEA

Fnatic tenía la presión y el aliciente de jugar en casa –todos sus jugadores son suecos-, y Team Dignitas llegaba con el deseo de repetir el resultado de la Western Class.

Fue uno de los partidos más espectaculares e igualados de la historia de Heroes of the Storm, en el que sus contendientes se conocían perfectamente y en el que se verían forzados a probar composiciones nuevas que desequilibraran, de una forma u otra, la balanza a su favor.

Finalmente fue el equipo de Fnatic el que levantó el trofeo en casa y frente a un público entregado, proclamándose campeón del mundo tras más de cuatro horas de partido y con un ajustadísimo resultado (4-3), haciendo de su victoria un maravilloso espectáculo.